domingo, 5 de febrero de 2017

Flor azul



Hay fuerzas que no se pueden detener.

Hoy como cada noche la humedad conocida recorre mis miles de rostros...

Cada vez estoy mas lejos...

A este punto llegué por mis pasos, por mis palabras, por mis decisiones.

Hay sombras que perturban mi claridad…

Encontré una hermosa flor azul.
Le di todo lo que creí que necesitaba,
le lleve al sol para vivificarla con su calor,
a la luna para que le cantara con un coro de estrellas sus melancolías,
Al viento para animar sus hojas.
Leí cada uno de sus pétalos cuando me lo pidió,
le cambie la tierra cada día para que se sintiera nueva.
Me transforme en lluvia, en abono y luz.
Fui todo con ella por amor.
Es hermosa, sabia, noble, delicada, atractiva y fuerte como desde un principio,
pero ahora se eleva para alcanzar alturas
y cientos de ojos la pueden ver y la recorren con ternura por lo que es.
He decidido darme a otras hermosas flores,
un campo entero…
en un acto de profunda entrega y amor incomprensibles.
Se que así lo quiero, pero duele soltar a mi flor.
Otros la cuidarán, admirarán y amarán tanto como yo.
No está sola…
Se merece todo ello, 
que ni el sol ni la luna le falten y continúe creciendo en plenitud.
Yo trabajaré muy duro sin olvidarla,
cuidaré otras hermosas flores multicolores que la mantendrán en el jardín mi corazón.
La acariciaré con mi oración.

Mis pies descalzos recorren nuestra tierra
y mis ríos la humedecen.
Tras mis pasos crecerán nuevos retoños

y yo estaré ahí para todos ellos.


domingo, 25 de diciembre de 2016

De cuando en cuanto la tomo del vestido para no sentir la vida tan real


La hermosa ilusión cada vez se hace más opaca.
De entre las sombras surgen las imágenes reales.
He vivido en una maravillosa mintiera, tan dulce, tan linda, tan fascinante que todavía me pasma, me embelesa.
Aunque me lastima me cuesta soltarla, pero hace tiempo que la solté.
De cuando en cuanto la tomo del vestido para no sentir la vida tan real, pero me hunde más.
El tiempo no ha dejado de resbalar.
Racimos de mis mejores minutos se los entregue y no hay nada que reprocharme.
La entrega fue total, sin medida, sin limitar ni proteger mi corazón, él así lo quiso.
Siempre supe que erraba el camino, pero los paisajes eran de ensueño. No podía dejar de caminar y maravillarme, aunque a cada paso una flor moría.
No lo quería ver.
No importaba.
No había nada mas que importara.
La ceguera no era tan evidente.
Todo esto ya forma parte de mi ser aun con la falsedad.
Ahí está.
Pero yo no estoy inmóvil y la fuerza que ahora me enfrasca en el agua salada, levantará la tapa.
Siento un impulso nuevo en mi interior.
En medio de todo esto se que es el camino a la puerta.
Y que por mas extraño que sea, de ahí me viene la ligereza de mis pies para salir de los hoyos negros.
Paisajes maravillosos me esperan, sólo que ahora son reales, aceptan sus opuestos.
No me puedo seguir deteniendo.
Bebí el agua y no calma mi sed, aumenta la pesadez.
Es momento de romper el vaso.
Los miedos se discipan al mirar al otro lado porque es real.
Y las murmuraciones del silencio recobraran mi calma.
Mi corazón sabe que no puede demorar mas.
Esos minutos que parecen desvanecerse se reconstruyen en la arena.
Y me dan frutos añejos para sostener el largo camino que debí emprender hace tanto tiempo y que ahora se abre entre claro oscuros sin que pueda advertir con claridad los puentes que debo cruzar.
Tantas canciones se conjugan en una sola para hacer mi camino más ameno. Pensé que me herían, pero son inofensivas y juguetonas cuando las escucho desde el ahora.

Y sin embargo no se me han quitado las ganas de bailar.


martes, 23 de febrero de 2016

Como el río



El pasado es tan presente, por momentos todo se traslada atrás y mis pasos se borran y retornan. Ahí estoy con mi uniforme escolar, con mi sonrisa inocente, mi cabello suelto y mi cabeza llena de esperanzas, con sueños de juventud y juegos despreocupados.

Pensé que había pasado y sí pasó, pero no se va. No quiero más técnica, tanta velocidad desequilibra mi interior. Las decisiones se desvanecen de un momento a otro, la voluntad se envilece. No tengo control de mis manos, mis ojos, mis oídos. Percibo los aromas de ayer y mi alma se confunde.

Todo es mentira, las imágenes se desvanecen, nada es como se pensaba. ¿Seré capaz? ¿Estoy perdido o sé dónde estoy y no lo quiero reconocer? ¿De un modo u otro asechará la melancolía? Soy como el río, no puedo estar en dos lugares al mismo tiempo, mi agua se pierde, se derrama, se arrastra, se evapora, desaparece y sigue, es el pasado el que me ha llevado a este presente.

Adelante todo es incierto y mis fuerzas no son mías. No puedo rendirme, no importa cuánto parezca retroceder, el tiempo nunca miente, el ciclo ha dado su vuelta y mi nuevo camino se abre para mostrar la pradera con su peligrosa belleza. Sé que no es tan difícil, ya no me puedo detener, no me quiero detener, no me voy a detener en este punto, cuando el mar se siente cada vez más cerca…


sábado, 31 de octubre de 2015

Danza del frío





Seguramente es el frío o el sol de invierno con su palidez y luminosidad.
El brillo sonoro regresa a mí con intensidad.
Quisiera explicar el canalito de agua que recorre mis arterias a ritmo lento pero constante.
El tak, tak, tak toca infinitamente a la puerta del corazón.
Shh… shh… lentamente, procurando no hacer ruido, el pasado se hace presente.
Fuuu… fuuu... fuuu… rítmicamente el viento endulza los huesos.
El liviano torrente de agua de mar se ha detenido y la apariencia ha sustituido al sentimiento.
La impostora sonrisa suplantó a la mirada perdida en el vacío.
Oculta en la oscuridad late la memoria y la música revive al lenguaje perdido, ahora es comprensible nuevamente y confuso a la vez.
En momentos tiene lucidez y retorna a la realidad.
El frío parece habitual y se percibe sin sentirlo…

mientras prologa su danza de la mano de cada latido.

jueves, 27 de noviembre de 2014

El eco de afuera se corresponde adentro



El marrón de las hojas secas contrastaba con el pasto fresco en una hermosa contradicción. Los sentimientos también contrastaban en mi corazón pero la combinación no tenia sentido. 
Mis labios son las barreras que delimitan la verdad incomprensible. Se activa como mecanismo de defensa y expulsa ruidos lastimeros para cuatro oídos.
La lengua piensa moverse pero en realidad esta atemorizada.
El viento acompañó mi soledad e hizo inaudibles los débiles lamentos con los que se intentaba frenar el torrente que quería gritar por mis ojos.
Todo lo siento al revés y se pierde en vueltas infinitas.
La tormenta esta a punto de estallar aunque el tímido sol se niegue a aceptarla.
Aunque las caritas felices acompañen su pálido lienzo. De su mirada caída y pensativa surgirá un grito al encararse en otros ojos.
Siempre me detengo en el tiempo cuando avanza más rápido y es necesario que corra. 
La sensibilidad se abstrae mientras la piden a gritos. 
Las horas nunca se detienen aunque no les de importancia. 
La crisis se percibe en cada rincón conocido o no, el eco de afuera se corresponde adentro.

sábado, 2 de agosto de 2014

Danza de piedras negras




Camino rápidamente sin controlar mis pasos por una empinada montaña desierta, voy en picada.
Un universo de piedras negras inicia su alegre danza al coincidir con mis pies que han perdido el control y aunque buscan detenerse, los ritmos de piedras negras lo impiden.
Cada una de las articulaciones se mueven ansiosas tratando de frenar los impulsos desmedidos de mi corazón.
Mis ojos sólo quieren ver hacia abajo pero se interpone el cielo con una oscuridad intensa, preparando una tormenta. El sol es tan pálido que pasa desapercibido. El aíre helado choca con mi cuerpo incendiado.
Me dirijo a cumplir mis deseos inmediatos pero con total indiferencia.
La felicidad nunca es paz, se prende a su fiel pareja la inquietud. Tal vez la armonía se alcanza aceptando la diferencia, poniendo atención alrededor; por ello mis pies sufren, les falta seguir el ritmo de los cantos lejanos a mis oídos pero cercanos en presencia.
La angustia cambiará al vincular mis sentidos. ¡Pronto! ¿en la próxima subida mis pies alcanzaran la velocidad que desean?.

miércoles, 8 de mayo de 2013

Amor de principio a fin


El amor inicia como admiración, con la pregunta secreta de por qué en un mundo como este puedan existir personas como aquella de la cual el corazón ha empezado a descubrir maravillas con emoción, con curiosidad, con alegría.
..
El amor inicia con palabras que buscan encontrar sentido, con sonrisas, con miradas que pretenden ver profundidades, con imaginación. 
..
La cabeza se llena de ideas, se crea a la persona ideal, a la persona esperada, cualquier indicio o actitud se anida en la cabeza y se le da la forma deseada, así todo parece perfecto y se empieza a sentir la necesidad, necesidad de estar cerca, de formar parte de la vida de esa persona, de no salir de su corazón, de sus sueños, de sus ideas, de sus sentimientos más profundos, de sus brazos. 
..
El amor continúa, evoluciona, crece, se fortalece, soporta las diferencias conforme se encuentran particulares que antes no se reconocían, el amor es paciente con lo que le disgusta y de pronto todo lo que conforma a la persona amada, sus gestos, palabras, olor, sabor, desenfreno, defecto, virtud, locura, sensibilidad, ayudará a que el amor no se amedrente, que resista el calor del verano, se despoje de lo que debe quedar superado en el otoño y resistas las heladas del invierno para volver a renovar sus hojas y a florecer aún más ardiente en primavera. 

..
El amor tiene su cíclo y termina cuando la idea inicialmente formada, no se complementa con realidades que unan corazones por empatía, por comprensión, por entendimiento, por amor. 
..
El amor termina cuando la idea inicialmente formada es suplantada por realidades que el corazón no comprende aunque se esfuerce, porque lastiman mutuamente, porque en lugar de unir, separan. Entonces el amor es como un delgado hilo que resiste pero que se puede cortar en cualquier momento.
..
El amor no se deja ir, sólo se convierte en algo diferente porque todos tenemos la necesidad de escuchar al corazón y de seguir viviendo.

lunes, 21 de enero de 2013

¿Qué son las lágrimas?



¿Qué son las lágrimas?
Momentos de intimidad con lo más oculto de nuestro interior, se hace físico, se hace liquido. Son aquellos sentimientos que se ocultan dentro del cuerpo y que deciden descaradamente hacerse explícitos. Ellas saben perfectamente lo que sucede, todas nuestras complicaciones ellas las sabrían desatar si las dejáramos, porque a ellas les gusta ser claras y trasmitir lo que no se puede decir ni expresar de ningún otro modo.
Disfrutan que la alegría y la tristeza sean plenas, que no se escondan, ellas saben que no tiene ningún sentido esconderlas porque no se puede engañar a uno mismo, aunque se apele a la confusión sabemos qué es lo que pasa.
Las lágrimas son los latidos del corazón a ritmo lento pero constante que desea hacerse sentir. La alegría o la tristeza del pasado que se quiere hacer presente para después no dejar rastro. Cada lágrima es una palabra del interior que quiere ser compartida en silencio.
En este momento son inoportunas pero como siempre necesarias.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Represión el 1º diciembre de 2012

El 1º de diciembre de 2012, el día con el cual inició el gobierno de Enrique Peña Nieto en México, fue marcado con sangre. Se hicieron uso de todos los recursos para aplacar y criminalizar cualquier manifestación en contra del gobierno.

Grupos de choque incitaron a la violencia, desataron el vandalismo y culparon a la sociedad que quería mostrar su descontento. La violencia ha sido generada por años de injusticias.

Ahora permanecen en la cárcel personas inocentes por el delito de estar en contra del nuevo presidente. Se ha violado la seguridad social y se hace presente la tortura encima de la violencia cotidiana a causa de la guerra contra el narco, la pobreza y el desempleo.
Una rojiza pesadilla sumerge el pensamiento de la población.






domingo, 21 de octubre de 2012

Insolación



Cada día pasa sin que se de tiempo para respirar, cada día pasa sin dejarse borrar, aunque parezca borrado. 
El sol es demasiado fuerte y sin embargo parece no iluminar nada. 
Todas las actividades por hacer dan vueltas en la cabeza, compromisos, trabajos, promesas, quehaceres, ilusiones, sueños, esperanzas… Todas las ideas, sin importar cuales sean, navegan lentas y pesadas, sin orden o coherencia. 
Se piensa en ordenarlas, en darles sentido, pero en cada día que pasa, se ordenan tres y se desordenan cinco.
¿Será que se debe proceder a realizarlas sin intentar ordenarlas? Y ¿qué pasa si eso sólo hace equivocar y retroceder?
Mi abuelo solía decir que por lo menos una caída demostraba el intento de caminar. Permanecer "salvo" en la inmovilidad demuestra miedo, debilidad, falta de voluntad. 


 
¡Oh¡ voluntad ¿a donde te has ido? quiero unirte a las demás pero primero debo encontrarte a ti.
El pasado es doloroso por eso es más cómodo mantenerlo olvidado; el presente da terror por eso es indiferente y quiere pasar desapercibido; el futuro sonríe maquiavélicamente jugando con una granada en sus manos, como si se tratara de una pelota en manos de un payaso. 

Mientras todo ello siga así, la  voluntad seguirá sin dar respuestas, perdida, esperando a que quien la porta la haga digna.